Los 10 Momentos Más Grandiosos en la Historia del Dodger Stadium

El Dodger Stadium es el hogar del equipo de Los Angeles Dodgers y una verdadera catedral de las Ligas Mayores del Baseball. Desde que abrió sus puertas en 1962, el histórico estadio del juego de pelota ha presenciado ocho Series Mundiales, además de cuatro Campeonatos Mundiales ganados por los Dodgers. A través de las décadas, el Dodger Stadium ha visto pasar miembros del Salón de la Fama, Campeones Mundiales, juegos sin hits, MVPs y ganadores del premio Cy Young. El estadio es también una de los más grandes centros de entretenimiento en el país, albergando eventos especiales que van desde los Beatles hasta el Papa, las series de NHL en Estadio, y los Harlem Globetrotters.

Sigue leyendo para descubrir los 10 más grandiosos momentos en la historia del Dodger Stadium.

 

1. El Homerun de Kirk Gibson (el 15 de Octubre de 1988)

Foto cortesía: Dodgers de Los Ángeles

Fue una escena sacada directamente de una película de Hollywood: Juego 1 de la Serie Mundial de 1988. Era la Novena Baja, los Dodgers seguían a los Oakland Athletics en un 4-3. El futuro miembro del Salón de la Fama y jugador de los “A’s”, Dennis Eckersley estaba en el montículo. El jardinero de los Dodgers, Mike Davis estaba en primera. Kirk Gibson, también jardinero de los Dodgers, obstruido por un estiramiento del tendón izquierdo y una rodilla derecha hinchada, fue metido como un sorpresivo emergente por el manager Tommy Lasorda. Gibson rápidamente quedó tras la cuenta de 0-2, pero peleó hasta recuperar una cuenta de 2-2. En el sexto lanzamiento del turno de Gibson al bat (una bola, por cierto), Davis robó segunda. Con la cuenta en 3-2, Gibson usó la pura fuerza de la parte superior de su cuerpo para mandar un tirabuzón trasero sobre el cerco derecho, dándole a los Dodgers una victoria de 5-4. Mientras sus compañeros de equipo se apresuraban al campo, Gibson levantó el puño y cojeó por todas las bases. Después de dejar que el momento pasara, el anunciador del Salón de la Fama de los Dodgers, Vin Scully, dijo “en un año que ha sido tan improbable, ¡lo imposible pasó!” Gibson no aparecería de nuevo en el campo durante esa Serie Mundial. Los Dodgers derrotaron el 4-1 de los “A’s” para obtener su sexta Serie Mundial. Desde entonces, el homerun de Gibson se ha hecho legendario, considerado como uno de los más grandes homeruns de todos los tiempos, y considerado por muchos como el momento deportivo más grandioso en la historia de Los Ángeles.

 

2. El Juego Perfecto de Sandy Koufax (el 9 de Septiembre de 1965)

Sandy Koufax, después de lanzar un juego perfecto, el cuarto juego sin hits en su carrera. | Foto cortesía de Los Angeles Dodgers.

El 9 de septiembre de 1965, el miembro del Salón de la Fama Sandy Koufax lanzó un juego perfecto contra los Chicago Cubs en el Dodger Stadium. Koufax retiró 27 bateadores consecutivos sin permitirle a ninguno llegar a las bases, convirtiéndose en el sexto pitcher de la era moderna (octavo de todos los tiempos) en lanzar un juego perfecto. El juego fue el cuarto juego sin hits de Koufax, rompiendo el record de Ligas Mayores de tres juegos sin hit sostenido por Bob Feller. Koufax ponchó 14 bateadores de los Cubs, la mayor cantidad registrada en un juego perfecto. Koufax tiró 113 lanzamientos durante el juego, de los cuales 79 fueron strikes.

 

3. El Juego Sin Hits de Clayton Kershaw (el 18 de Junio de 2014)

Clayton Kershaw se unió a las deidades de los Dodgers cuando lanzó su primer juego sin hits de su carrera, contra los Colorado Rockies un 18 de junio de 2014. El miembro de la Liga Nacional dos veces ganador del Premio Cy Young ponchó la gran cantidad de 15 bateadores. Kershaw se convirtió en el primer pitcher de la historia en tirar un juego sin hits sin dar base-por-bola. Al día siguiente, las alabanzas de los comentaristas deportivos fue unánime: Los Angeles Times lo llamó “el mejor desempeño de un lanzador en la historia”; el Washington Post lo llamó “el mejor juego sin hits de todos los tiempos”; y ESPN dijo que era el “[juego sin hits] más dominante de la historia”. Kershaw perdió su oportunidad de un juego perfecto con un error en la séptima entrada, del parador en corto Hanley Ramirez. El juego sin hits de Kershaw fue el segundo de la temporada para los Dodgers, siguiendo al de Josh Beckett el 25 de mayo contra los Philies en Philadelphia. Fue el 12º juego sin hits en la historia de los Dodgers y el 284º de las Ligas Mayores de Baseball.

 

4. La Fernandomanía Comienza (el 9 de abril de 1981)

Fernando Valenzuela firma autógrafos | Foto cortesía de Los Angeles Dodgers

El 9 de abril de 1981 nació un fenómeno del deporte internacional, cuando un Fernando Valenzuela de 20 años, y tercer iniciador de los Dodgers, se posó en el montículo para lanzar en el Día de Apertura en lugar del herido Jerry Reuss. La blanqueada de cinco hits a los Houston Astros lo catapultó a una épica racha que probablemente jamás será igualada. Los números de sus primeros ocho inicios son asombrosos: ocho victorias, siete juegos completos, cinco blanqueadas, y un promedio de .50. Apodado “El Toro” por sus fans, Valenzuela se convirtió en un ícono instantáneo, y la “Fernandomanía” se apoderó de los fans desde L.A. hasta Nueva York y más allá. Armado con un torniquete devastador, Valenzuela fue nombrado el iniciador para la Liga Nacional en el All-Stars de 1981, la primera de sus seis apariciones. En el mismo año, Valenzuela se convirtió en el único jugador en la historia de las Ligas Mayores en ganar el premio al Novato del Año y el Cy Young  en la misma temporada. En la postemporada, se convirtió en el pitcher más joven en comenzar un juego de la Serie Mundial, y ayudó a los Dodgers a derrotar a los Yankees para su primer Campeonato Mundial desde 1965. También era un excelente bateador, ganando el permio Silver Slugger de la Liga Nacional para pitchers en 1981 y 1983. El 29 de junio de 1990, Valenzuela lanzó un juego sin hits contra los St. Louis Cardinals. Increíblemente, ese fue el segundo juego sin hits del día, después del ejecutado por Dave Stewart de los Oakland Athletics contra los Toronto Blue Jays. Es la única vez en la era moderna que dos juegos sin hits fueron jugados el mismo día.

 

5. Juego 4 de la Serie Mundial de 1963 (el 6 de octubre de 1963)

Sandy Koufax lanzando en el juego 4 de la Serie Mundial de 1963 | Foto cortesía de Los Angeles Dodgers

Los Dodgers se embolsaron la Serie Mundial de 1963 el 6 de octubre, al derrotar a los N.Y. Yankees por un 2-1. La barrida que los Dodgers le hicieron a los Yankees marcó su segundo título en cinco años, y el tercero en la historia de la franquicia. Hasta la fecha, el Juego 4 de la Serie Mundial del 63 sigue siendo la única vez que los Dodgers se aseguraron una Serie Mundial en casa. El pitcher de los Dodgers, Sandy Koufax fue nombrado el MVP de la serie. Hubo varios miembros del Salón de la Fama en esa serie: Koufax, Don Drysdale, y Walter Alston de los Dodgers; así como Yogi Berra, Whitey Ford, y Mickey Mantle  de los Yankees.

 

6. Apertura del Dodger Stadium (el 10 de abril de 1962)

Después de pasar las cuatro temporadas previas en el Los Angeles Memorial Coliseum, los Dodgers comenzaron la temporada del 62 abriendo el Dodger Stadium, el nuevo estadio del equipo. El proyecto del Dodger Stadium comenzó el 17 de septiembre de 1959. Su construcción costó 23 millones de dólares, y fue el primer estadio de Ligas Mayores de Baseball en construirse enteramente con financiamiento privado, desde el Yankees Stadium original. El estadio abrió sus puertas el 10 de abril de 1962, con los Dodgers en contra de los Cincinnati Reds, y una asistencia de 52,564 fans. El primer lanzamiento ceremonial fue tirado por Kay, la esposa del Presidente del equipo, Walter O’Malley. Johnny Podres, el pitcher de los Dodgers, y héroe de la Serie Mundial de 1955, tuvo el primer turno. El primer hit de los Dodgers en su nueva casa provino del miembro del Salón de la Fama, Duke Snider. A pesar de que los Dodgers perdieron 6-3, ganaron un record de 102 juegos de Los Angeles,  y empataron con los San Francisco Giants en el primer lugar de la Liga Nacional. El parador en corto de los Dodgers Maury Wills fue nombrado el MVP de Liga Nacional, y el pitcher Don Drysdale ganó el premio Cy Young ese año.

 

7. Rick Monday Salva la Bandera Americana (el 25 de Abril de 1976)

Rick Monday salva la bandera de los Estados Unidos de dos protestantes | Foto cortesía de Los Angeles Dodgers

El 25 de abril de 1976, dos protestantes entraron en el campo de juego del Dodger Stadium e intentaron prender fuego a la bandera Americana. El jardinero de los Chicago Cubs Rick Monday, corrió y se apoderó de la bandera bajo un aplastante aplauso de los fans. Monday le dio la bandera al pitcher de los Dodgers, Doug Rau, y los oficiales del estadio arrestaron a los protestantes. Cuando a Monday le tocó batear en la siguiente mitad de la entrada, recibió una ovación de pie por parte de la multitud, y en el tablero iluminaron el mensaje “RICK MONDAY … HICISTE UNA JUGADA GENIAL …” Al final de la temporada, los Cubs intercambiaron a Monday como parte de un trato que involucraba 5 jugadores. El cambio marcó el regreso a casa de Monday, quien nació y creció en Santa Monica. Después de retirarse, Monday comenzó su carrera de comentarista de deportes en KTTV de Los Angeles, en 1985. Monday se unió al equipo de transmisión de los Dodgers en 1993, y ganó un Premio Emmy, por su Cobertura de Deportes en Vivo en 2001. Actualmente, Monday trabaja como analista de los 162 partidos junto con el narrador de jugada a jugada, Charley Steiner. En 2005, USA Today clasificó al equipo de transmisión de los Dodgers, compuesto de Vin Scully, Monday y Steiner, como el mejor en las Ligas Mayores de Baseball.

 

8. Los Dodgers Retiran los Números de Campanella, Koufax y Robinson (4 de Junio de 1972)

de izquierda a derecha: Jackie Robinson, Roy Campanella, Sandy Koufax | Foto cortesía Los Angeles Dodgers

El 4 de junio de 1972, los Dodgers retiraron los números de jersey de los tres más grandes jugadores en la historia del baseball, los miembros del Salón de la Fama Roy Campanella (número 39), Sanfy Koufax (32), y Jackie Robinson (42). En diez temporadas con los Brooklyn Dodgers, Campanella jugó en cinco clubes campeones, incluyendo a los ganadores del Campeonato Mundial de 1955. El cátcher fue ocho veces All-Star y tres veces MVP de la Liga Nacional. Campanella, cuya carrera fue cortada repentinamente debido a un accidente automovilístico que lo dejó paralizado, fue introducido en el Salón de la Fama en 1969.

Sandy Koufax fue uno de los pitchers más dominantes en la historia del baseball. El zurdo lanzó un record de la Liga Nacional de cuatro juegos sin hits, incluyendo un juego perfecto en 1965, y puso la marca nacional de una sola temporada, con 382 ponches en 1965. Koufax fue cuatro veces campeón de la Serie Mundial, dos veces MVP de la Serie Mundial, tres veces ganador del Premio Cy Young, y siete veces All-Star de la Liga Nacional. Fue introducido en el Salón de la Fama en 1972.

El 15 de abril de 1947, Jackie Robinson hizo su debut en las Ligas Mayores y cambió el juego para siempre, convirtiéndose en el primer Afroamericano en la historia del juego. Robinson ganó el premio al Novato del Año, que ahora lleva su nombre. Durante su carrera de 10 temporadas, fue parte de seis campeonatos ganados por los Brooklyn Dodgers, incluyendo el Campeonato Mundial de 1955. En 1949, el seis veces All-Star ganó el título de bateo de la Liga Nacional, en su camino de conseguir los honores del MVP. Robinson fue introducido en el Salón de la Fama del baseball en 1962. En el 50 aniversario de haber roto la barrera del color en las Ligas Mayores, su número 42 fue retirado de las mayores, por órdenes del Comisionado Bud Selig.

 

9. El Partido All-Stars (8 de Julio de 1980)

El juego All-Stars de 1980 fue jugado el 8 de julio en el Dodger Stadium. Esta fue la primera vez que el juego era llevado a cabo en el Dodger Stadium, y la segunda vez que los Dodgers sostenían el juego All Stars en Los Angeles. La Liga Nacional derrotó a la Liga Americana, 4-2. El partido All-Stars sería conocido por su lanzamiento ejemplar (Jerry Reus de los Dodgers blanqueó para la Nacional en la sexta, mientras que el iniciador de la Americana, Steve Stone de los Baltimore Orioles lanzó tres entradas perfectas, con tres ponches). El juego marcó el debut de la moderna pantalla gigante, con el primer marcador en video, Diamond Vision por Mitsubishi Electric, siendo presentado por primera vez en el Dodger Stadium.

 

10. Mike Piazza Batea un Homerun Fuera del Dodger Stadium (21 de Septiembre de 1997)

Mike Piazza al bay | Foto cortesía Los Ángeles Dodgers

El 21 de septiembre de 1997, el cátcher de los Dodgers, Mike Piazza, bateó un homerun a 478 pies de Frank Castillo de los Colorado Rockies que cayó en el toldo del jardín izquierdo y saltó por debajo de la izquierda del video tablero, hacia el estacionamiento. Hasta la fecha, Piazza ha sido el único miembro de los Dodgers en batear un homerun fuera del Dodger Stadium, y uno de los únicos tres jugadores en hacerlo. El primera base de los St. Louis Cardinal, Mark McGwire (actualmente el entrenador de bateo de los Dodgers), atravesó el toldo del jardín izquierdo el 22 de mayo de 1999 con un golpe de 483 pies. El miembro del Salón de la Fama Willie Stargell, lo hizo dos veces como jardinero para los Pittsburg Pirates, el 6 de agosto de 1969 y 8 de mayo de 1973.

Conoce más sobre la historia del Dodger Stadium, un ícono de Los Ángeles